lunes, 29 de diciembre de 2014

sábado, 27 de diciembre de 2014

Camiseta-vestido versus Calcetines, con Cal Joan

Todo comenzó una mañana con un correo tempranero de Anna de Cal Joan. "Oye, que hace tiempo que veo tus avances calcetiniles... ¿Te encargo unos o prefieres un trueque?" ¡Hombreeee, dónde va a parar! ¡¡Trueque, trueque!! (su versión de los hechos).

Y aquí está el resultado, este estupendo vestido a partir de la camiseta Osha del Cose Conmigo de Mi rincón de mariposas. Me encanta el colorido, que sea ella quien lo haya elegido para salir de los mismos colores de siempre. Me encanta el estampado. Su etiqueta. Los puños rojos de contraste. Y el olor, porque tiene un olor particular esta tela de camiseta. ¡Muuuuchas gracias, Anna!


Y muchas gracias también por la emoción regalada pensando cómo hacer tus calcetines. La verdad es que el diseño lo tuve claro desde el principio, y lo mejor es que ¡acerté con tus colores favoritos! Estos son los OrangenKonfit Socks, que han gustado mucho a quien los ha visto. De hecho voy a preparar el patrón porque me lo están pidiendo (con permiso de mi sorprendida). ¿Habéis participado en algún trueque? Las que sí ya conocéis la sensación. Las que no, ¿a qué esperáis? Yo ya estoy preparando otros, así que... ¡declaro abierto el tiempo de trueques!

Y así es como lucen en los pies de Anna:





martes, 23 de diciembre de 2014

Ränder nu Ja! (rayas, ahora sí que sí!)

¿Os había dicho que tengo un payasín en casa? ¡Si posa y todo graciosamente con su jersey nuevo de rayas a petición!


Me encantan las rayas, me encanta la manga ranglan. ¡Y me encanta esa nariz pintada de rojo, que parece que va a juego! Y sí, pintada con rotulador...


Y así le damos guerra al perro del vecino...


¡Qué cara de "bueno"! 


martes, 16 de diciembre de 2014

In my needles: A la espera

Estoy deseando volver a ponerle las puntas intercambiables a este cable con topes. Se supone que era una chaqueta de cara al verano fresco (a veces) del norte. Pero me fue dando pereza, se me acabó un ovillo... Y ahí quedó, guardado en la bolsa. Y es que, a veces (sólo a veces ;-)), tejer con el 3,5 una prenda grande da muuucha perezona... Así que en la espera de recibir el nuevo ovillo le quité las puntas y se las puse a otros proyectos. Ahora que esos otros proyectos tocan a su fin estoy deseando retomarlo. La verdad es que después de tejer tanto para fuera, para otros, tengo ganas de terminar algo para mí.


¿Os había enseñado estos marcadores tan chulos? Estos no los hice yo. Que también mola lucir estas pequeñas pijadinas ;-).


viernes, 12 de diciembre de 2014

Conjuntando 'en escalera'

Me encanta tejer con texturas, dar cuerpo a las superficies de las prendas. Jugar con las formas.


Una combinación de puntos con forma de escalera.


En la mano hace de una manera, pero cuando te lo pones...

...Todo cambia.


Con su coronilla. 


Con su cuello a juego.


¡Cómo cambia el color con la luz!


Un cuello abrigado.


Las ideas bien calientes.


miércoles, 10 de diciembre de 2014

Mi propio sello

¿Habéis probado alguna vez a carvar un sello? Es de lo más entretenido. Relaja un montón. Desde que aprendí el año pasado ya hice alguno, como para este encargo. Pero por fin tengo el mío propio handmade by myself. ¿Cómo lo veis? Y de paso ya tengo favicon.


Si os apetece probar, Uve de Verónica se curró hace poco un estupendo Carva Conmigo. Echadle un vistazo, que seguro que os animáis a ponerlo en práctica.


Edito: hago un poco de trampa. Aprovecho esta entrada propia para participar de nuevo en RUMS, que tengo yo ganas y hace mucho que no aparezco por aquí. Pero es que todo lo que tejo últimamente no es para mí, de hecho no es ni para casa. Y la costura la tengo aún más parada. Así que aprovecho el carvado de este sello para mí misma para participar de nuevo en esta iniciativa tan genial que está a punto de cumplir un año. ¡Ole por ella! 

martes, 9 de diciembre de 2014

Entrelazáu Hat

Un nuevo encargo que se me había olvidado mostrar. Una petición sencilla: un gorro de ochos discreto para alguien no acostumbrada a usar gorros.


Aún siendo discreto me gusta el doble juego de ochos que hace. Unas veces parece que van juntos, otras enfrentados...


Me gusta mucho también la forma que hace el remate final con los menguados, una especie de cruz o de flor.
 ¿Qué os parece?






jueves, 4 de diciembre de 2014

lunes, 1 de diciembre de 2014

The TeacherCowl

Un cuello calentín a base de lana de alpaca gordita, en un morado chulo. Éste es de los que gústame como pa mí, porque es otro encargo. ¡Que lo disfrute nuestra teacher!






domingo, 30 de noviembre de 2014

Momento Slow

Si no fuera por estos momentos...
Madrugón y día invernal, ¿qué mejor plan? (aunque la foto es de archivo).

viernes, 28 de noviembre de 2014

Afilando las agujas (nuevo taller)

Afilando las agujas para empezar un nuevo par de calcetines. 

Por cierto, el lunes comienza el nuevo taller en Miss Entretelas. ¿Nos vemos allí? Aún queda una plaza libre. El horario de 16 a 18 horas.


jueves, 27 de noviembre de 2014

¡Desempolva la máquina!

Mi máquina, o esta tela tan preciosa (y poco discreta, ejem), pide ser desempolvada. ¡Que hoy es jueves y toca RUMS! Y otro que no participo... ¡pero que no me pierdo!


martes, 25 de noviembre de 2014

lunes, 24 de noviembre de 2014

Enda Lur, de Toti Martínez de Lezea

No me toca nunca nada cuando participo en un sorteo, pero ¡mi suerte ha cambiado! La semana pasada gané uno: el premio era el nuevo libro de la escritora vasca Toti Martínez de Lezea, Enda (en la versión euskera Enda Lur).


Enda (en euskera linaje, raíz) es un viaje hacia el pasado, hacia una época oscura en la que los hombres y las mujeres creían en gigantes y dragones. Una historia encuadrada en la literatura fantástica con la que Martínez de Lezea rompe una lanza a favor de este tipo de literatura contada por una no-anglosajona, aprovechando la riqueza de los cuentos, las leyendas y mitología de Euskadi. Debo decir que yo soy una enamorada de la novela de este tipo. Me encanta la mitología, las historias del pueblo, las sagas... esa sabiduría ancestral, esa manera de contar... y la revisión que en la actualidad se hace, por lo general. De esta escritora ya leí otros libros de ficción histórica, como La voz de Lug, que se desarrolla en tierra de los Astures.


Podéis ver un avance en el booktrailer del libro (aquí el canal de Youtube).


Así que estoy deseando viajar por la Tierra de Enda de la mano de Endara y Ihabar.


domingo, 23 de noviembre de 2014

Galletas de chocolate y frambuesa (receta)

Me encantan las galletas caseras en todas sus versiones. La única pega que les veo es que vuelan... En otra ocasión hice unas galletas rellenas de chocolate (en el enlace tenéis la entrada con la receta de Para mi peque con amor). Esta vez es otra versión.


Se necesitan:
400 gramos de harina
200 gramos de mantequilla
200 gramos de azúcar
2 huevos grandes
100 gramos de almendras tostadas y trituradas (yo no tenía, sino avellanas, pero me daba mucha pereza ponerme a cascar y tostar...)
100 gramos de mermelada de albaricoque (nosotros usamos de frambuesa)
300 gramos de chocolate de tableta extrafino que no sea de leche
Una cucharadita de levadura en polvo

Se pone la harina sobre la mesa en forma de montaña. Se deja un hueco en el centro y se echa la mantequilla blanda y cortada en trozos, la levadura y los huevos. Se espolvorea con el azúcar y se trabaja todo hasta conseguir una masa suave y homogénea. Se forma una especie de bola, se tapa con una servilleta húmeda y se deja reposar durante una hora en la nevera.

Pasado este tiempo se saca y se vuelve a amasar, se espolvorea la mesa con harina y se extiende con un rodillo hasta conseguir una lámina de un centímetro de espesor aproximadamente. Se cortan las galletas y se ponen en una placa de horno previamente enharinada (o con un papel de horno). Calentar el horno a 180º y hornear.



Al sacarlas se dejan enfriar y se unta la mitad de las galletas con mermelada y se unen de dos en dos. A nosotros nos salieron 80 galletas sencillas, es decir, 40 dobles. Unas las rellenamos con la mermelada y otras con el chocolate con avellanas. Es el mismo que utilicé para darles un baño a algunas de ellas.


La receta trae cómo realizar la glasa de chocolate poniéndolo al baño María. Después sólo hay que mojar las galletas con unas pinzas y dejarlas secar. Pues ya tenéis entretenimiento para esta tarde ;-). Y con un poco de música: en esta ocasión Xera, un grupo astur de folk eléctrico que sugiere otras épocas mágicas.

viernes, 21 de noviembre de 2014

Gorro-casco medieval

Una de esas originalidades que te piden. Un gorro-casco medieval. Con su protector y todo.


La lana es bien calentita, de alpaca.


Y más si bajamos el protector.


¡Espero que lo disfrute en los fríos madriles!